CASCOS FOTOLUMINISCENTES

Además de las propiedades convencionales de los cascos: protección contra la caída de objetos sobre la cabeza (piedras, ladrillos u otros objetos de peso similar), este casco posee propiedades foto luminiscentes. Como casco de protección cumple con las exigentes normas de homologación de la American National Standard Institute (ANSI): Z89.1, Tipo II, Clase G. Elaborado con materiales de última generación (aluminatos de estroncio) es un casco fosforescente capaz de absorber y almacenar energía cuando es expuesto a cualquier fuente de luz convencional como luz diurna o luz eléctrica y la emite en la oscuridad, durante un largo periodo de tiempo. El casco emite la luz sin ningún tipo de intervención humana, mecánica o eléctrica. Es precisamente este automatismo en su activación lo que hace útil en situaciones de emergencias.

 VENTAJAS DE LA UTILIZACIÓN DE ESTE TIPO DE CASCOS.

Sin Fallo: Se activa automáticamente en el mismo instante que no existe iluminación y su iluminancia persiste un mínimo de 4 a 8 horas (bajo condiciones no óptimas). No necesita intervención humana, mecánica o eléctrica. Se recarga automáticamente siempre que tenga el periodo de excitación adecuado; funciona en condiciones de humo denso.

No – Eléctrico: No es eléctrico y no necesita ningún tipo de mecanismo o circuito eléctrico. No consume ningún tipo de energía y por lo tanto conserva energía.

Tiempo de vida indefinido: La vida útil es indefinida. Siempre emite luz. El fenómeno de emisión – recarga de luz continúa durante un gran periodo de tiempo, siempre y cuando la superficie esté limpia, no haya sido deteriorada, o estropeada.

Sin mantenimiento: No necesita baterías, pruebas periódicas ni sustitución de bombillas. Además dado su carácter indefinido, no es necesario recordar fechas de caducidad o de recarga. No tienen mecanismos que se puedan estropear o fallar. No necesita ningún ensayo, chequeo o mantenimiento. Sólo necesita mantener limpia su superficie, por lo que una inspección visual es suficiente.

Inmediata Iluminación y señalización: Segura, ordenada y rápida evacuación en condiciones de oscuridad. Minimizada el riesgo de pánico y de daño. También bajo el agua.

Efectos psicológicos: Evita desorientación, inspira confianza y aleja el pánico.

Identificación en la oscuridad: los textos escritos sobre el casco (por ejemplo con un rotulador) son perfectamente visibles en la oscuridad.

Sin riesgo de explosión: con nuestro casco obtenemos iluminación sin ningún tipo de riesgo por deflagración. Se puede utilizar en atmósferas con riesgo de explosión ya que no emite ningún tipo de chispa.

RECOMENDACIONES

Las propiedades fosforescentes responden mejor a las fuerzas de la luz ricas en ultravioleta (UV) Como la luz solar, lámparas oscuras o halógenos. Las lámparas de tungsteno (las típicas bombillas) tardan más en recargarlo, ya que su contenido de UV es bajo. Los tubos y lámparas fluorescentes son ricos en UV y provocan una rápida excitación del producto. Los tiempos aproximados son: 5 minutos con luz solar, 10 minutos con luz UV, 20 minutos con luz fluorescente y 30 minutos con luz normal (bombillo de 100 W a 1.5 metros). La luz solar es la mejor fuente para la carga del producto. Evitar el contacto directo del producto con ácidos o bases fuertes ya que pueden llegar a eliminar la fotoluminiscencia para obtener óptimos resultados, la superficie del casco debe estar siempre perfectamente limpia.

A demás de las propiedades convencionales de los cascos: protección contra la caída de objetos sobre la cabeza (piedras, ladrillos u otros objetos de peso similar), este casco posee propiedades fotoluminiscentes. Como casco de protección cumple con las exigentes normas de homologación de la American National Standard Institute (ANSI): Z89.1, Tipo II, Clase G. Elaborado con materiales de última generación (aluminatos de estroncio) es un casco fosforescente capaz de absorber y almacenar energía cuando es expuesto a cualquier fuente de luz convencional como luz diurna o luz eléctrica y la emite en la oscuridad, durante un largo periodo de tiempo. El casco emite la luz sin ningún tipo de intervención humana, mecánica o eléctrica. Es precisamente este automatismo en su activación lo que hace útil en situaciones de emergencias.

 VENTAJAS DE LA UTILIZACIÓN DE ESTE TIPO DE CASCOS.

Sin Fallo: Se activa automáticamente en el mismo instante que no existe iluminación y su iluminancia persiste un mínimo de 4 a 8 horas (bajo condiciones no óptimas). No necesita intervención humana, mecánica o eléctrica. Se recarga automáticamente siempre que tenga el periodo de excitación adecuado; funciona en condiciones de humo denso.

No – Eléctrico: No es eléctrico y no necesita ningún tipo de mecanismo o circuito eléctrico. No consume ningún tipo de energía y por lo tanto conserva energía.

Tiempo de vida indefinido: La vida útil es indefinida. Siempre emite luz. El fenómeno de emisión – recarga de luz continúa durante un gran periodo de tiempo, siempre y cuando la superficie esté limpia, no haya sido deteriorada, o estropeada.

Sin mantenimiento: No necesita baterías, pruebas periódicas ni sustitución de bombillas. Además dado su carácter indefinido, no es necesario recordar fechas de caducidad o de recarga. No tienen mecanismos que se puedan estropear o fallar. No necesita ningún ensayo, chequeo o mantenimiento. Sólo necesita mantener limpia su superficie, por lo que una inspección visual es suficiente.

Inmediata Iluminación y señalización: Segura, ordenada y rápida evacuación en condiciones de oscuridad. Minimizada el riesgo de pánico y de daño. También bajo el agua.

Efectos psicológicos: Evita desorientación, inspira confianza y aleja el pánico.

Identificación en la oscuridad: los textos escritos sobre el casco (por ejemplo con un rotulador) son perfectamente visibles en la oscuridad.

Sin riesgo de explosión: con nuestro casco obtenemos iluminación sin ningún tipo de riesgo por deflagración. Se puede utilizar en atmósferas con riesgo de explosión ya que no emite ningún tipo de chispa.

RECOMENDACIONES

Las propiedades fosforescentes responden mejor a las fuerzas de la luz ricas en ultravioleta (UV) Como la luz solar, lámparas oscuras o halógenos. Las lámparas de tungsteno (las típicas bombillas) tardan más en recargarlo, ya que su contenido de UV es bajo. Los tubos y lámparas fluorescentes son ricos en UV y provocan una rápida excitación del producto. Los tiempos aproximados son: 5 minutos con luz solar, 10 minutos con luz UV, 20 minutos con luz fluorescente y 30 minutos con luz normal (bombillo de 100 W a 1.5 metros). La luz solar es la mejor fuente para la carga del producto. Evitar el contacto directo del producto con ácidos o bases fuertes ya que pueden llegar a eliminar la fotoluminiscencia para obtener óptimos resultados, la superficie del casco debe estar siempre perfectamente limpia.

CHALECO FOSFORESCENTE Y REFLECTANTE

CHALECO FLUORESCENTE, REFLECTANTE Y FOSFORESCENTE Además de las propiedades convencionales de los cascos: protección contra la caída de objetos sobre la cabeza (piedras, ladrillos u otros objetos de peso similar), este casco posee propiedades fotoluminiscentes. Como casco de protección cumple con las exigentes normas de homologación de la American National Standard Institute (ANSI): Z89.1, Tipo II, Clase G. Elaborado con materiales de última generación (aluminatos de estroncio) es un casco fosforescente capaz de absorber y almacenar energía cuando es expuesto a cualquier fuente de luz convencional como luz diurna o luz eléctrica y la emite en la oscuridad, durante un largo periodo de tiempo. El casco emite la luz sin ningún tipo de intervención humana, mecánica o eléctrica. Es precisamente este automatismo en su activación lo que hace útil en situaciones de Emergencias.

1
Escríbenos a Whatsapp
Powered by